Cuidado de la mamá y el bebé
Cuidado de la mamá y el bebé

Transición del pecho al biberón

Antes de empezar a usar un biberón, lo mejor es esperar a que el bebé tenga entre 3 y 4 semanas de edad y se haya regularizado el amamantamiento. Si piensa volver a trabajar, trate de comenzar a alimentar con biberón al menos dos semanas antes de la fecha de inicio de su trabajo, de modo que pueda solucionar cualquier dificultad con anticipación.

El bebé puede tardarse un poco en acostumbrarse al biberón.

Los mejores consejos para que la transición del pecho al biberón sea suave son:

  • Dele al bebé el biberón un poco más tarde que la hora acostumbrada para comer, para que tenga apetito y esté interesado.
  • Permita que otra persona dé el primer biberón a su pequeño, de modo que su bebé no se confunda acerca de por qué usted no lo está alimentando con su pecho.
  • Trate de no estar en la casa cuando otra persona intente darle el biberón la primera vez. Los bebés pueden percibir el olor de sus madres al menos a 20 pies (6 m), y es posible que sepa que está cerca aunque esté en otra habitación.
  • La alimentación con biberón se puede sentir como alimentación con pecho si acurruca a su bebé.
  • Es posible que su bebé no se alimente bien cuando usted no esté en casa, y si usted está fuera todo el día, es posible que su bebé comience a despertarse con más frecuencia por la noche. No se sorprenda si esto sucede y utilice estos momentos tranquilos e íntimos para volver a conectarse con su pequeño.

Si el bebé no se quiere alimentar del biberón, puede probar estas técnicas:

  • Utilice una tetina similar al chupete de su bebé.
  • Caliente la tetina con agua tibia para que le resulte más interesante.
  • Ponga un poco de leche materna en la tetina para animar al bebé a succionar. 
  • Deje que su bebé juegue con la tetina para que se familiarice con ella.
  • Trate de tomar al bebé en diferentes posiciones. Colóquelo en un asiento para bebé o asiento para auto de modo que quede semisentado, y déle el biberón de frente a él.
  • Una vez que su bebé se acostumbre a tomar el biberón, puede intentar volver a la técnica habitual de alimentación.

Tenga presente que la información contenida en estos artículos se entrega solamente como consejo general y de ninguna manera sustituye la asesoría médica profesional. Si usted, su familia o su hijo tienen síntomas o alguna condición grave o persistente, o necesita atención médica específica, busque asistencia médica profesional. Philips Avent no es responsable de daños que resulten del uso de la información proporcionada en este sitio web.

Productos relacionados

Consejos relacionados

Distintas etapas del destete

Distintas etapas del destete

Alergias a la leche

Alergias a la leche