Cuidado de la mamá y el bebé
Cuidado de la mamá y el bebé

Seguir amamantando

Si ha estado amamantando exclusivamente durante un periodo de seis meses y tiene planes de continuar, podrá ver algunos cambios en su leche y sus pechos.

El tamaño de sus pechos se mantendrá igual durante los primeros seis meses de amamantamiento, pero la cantidad de tejido mamario se reduce significativamente entre los seis y los nueve meses, aunque solo hay una pequeña disminución en la producción de leche. 

En el momento en que lleve 15 meses de producción de leche (lactancia), sus pechos volverán a tener el tamaño que tenían antes del embarazo.

Cuando el bebé comience a ingerir más alimentos sólidos, la demanda de leche materna disminuirá, de modo que producirá menos leche de forma natural.

Vaciar el pecho

Aunque ya no es necesario vaciar los pechos para satisfacer a la mayoría de los bebés, aún se recomienda drenar el pecho. Esto la ayudará a prevenir complicaciones producto del dolor, conductos bloqueados e inflamación.

Alimentar según las exigencias

Si su bebé está creciendo normalmente, no tendrá que preocuparse por seguir las rutinas de lactancia materna. Su bebé le hará saber cuándo es hora de alimentarse, y si se necesitan uno o ambos pechos para una comida.

Tenga presente que la información contenida en estos artículos se entrega solamente como consejo general y de ninguna manera sustituye la asesoría médica profesional. Si usted, su familia o su hijo tienen síntomas o alguna condición grave o persistente, o necesita atención médica específica, busque asistencia médica profesional. Philips Avent no es responsable de daños que resulten del uso de la información proporcionada en este sitio web.

Consejos relacionados

Transición del pecho al biberón

Transición del pecho al biberón

Beneficios para la salud de la lactancia materna

Beneficios para la salud de la lactancia materna