1
Artículos

Preparación para la nueva llegada

Uno de los momentos más felices de la vida es llevar al bebé a casa y empezar una vida juntos como familia. Por eso, merece la pena pensar en cómo puede empezar a prepararse para ese día mientras aún se sienta con fuerzas.

 

Decoración del dormitorio del bebé


Crear un espacio tranquilo, seguro y relajado en el que poder alimentar y cuidar al bebé es una forma fantástica de emplear algo de esa energía creativa que puede que le sobre como futura madre. En particular porque decorar el dormitorio del bebé más adelante durante el embarazo no será nada fácil.
 

Si cuenta con una colección de revistas de diseño de interiores y bebés, puede empezar a recortarlas para crear un collage de ideas. También puede guardar esquemas de colores e ideas de decoración en Pinterest.
 

Intente no utilizar pintura tóxica en las paredes del dormitorio del bebé, siempre que sea posible, y tenga cuidado cuando esté decorando. Sus niveles de energía serán altos durante el segundo trimestre, pero deberá asegurarse de no hacer esfuerzos excesivos. ¿Por qué no pide a los amigos y familiares que le ayuden?

Elección de los muebles


Empiece a pensar en el moisés, la cuna y el colchón que le gustaría comprar para poder hacer un presupuesto. Muchas madres recomiendan tener más de un colchón y más de un protector para este, para que el bebé siempre tenga un lugar seco en el que dormir si ocurre un accidente.
 

Una cambiador es una buena opción (tenga en cuenta que la altura puede afectar a su espalda) y también necesitará una cajonera para la ropa del bebé. ¿Cuál es el mejor consejo de Avent? Cuelgue un móvil sobre la zona del cambiador para que el bebé esté entretenido mientras le cambia el pañal. Además, busque una silla cómoda para darle el pecho y asegúrese de que las cosas pesadas las levante otra persona.

Equipos de vigilancia


Si coloca un monitor en el dormitorio podrá echarle un vistazo al bebé cuando esté fuera de la habitación. Una buena opción es un monitor con intercomunicador que le permita tranquilizar al bebé con su voz, aunque también puede hacerse con uno que tenga vídeo.
 

Los bebés muy pequeños no son capaces de regular su propia temperatura con facilidad, por lo que muchos monitores miden también la temperatura y la humedad.

 

Tenga en cuenta que la información proporcionada en estos artículos solo se ofrece a modo de asesoramiento general y en ningún momento debe considerarse como sustitutiva del asesoramiento médico profesional. Si usted, su familia o el bebé padecen síntomas o condiciones graves o persistentes, o si necesita asesoramiento médico específico, busque ayuda médica profesional. Philips Avent no asume responsabilidad alguna por los daños derivados del uso de la información proporcionada en este sitio Web.