1
Artículos

Qué llevar al hospital

Esta es una lista muy básica, por lo que es probable que utilice todos estos artículos. Hemos reducido las cantidades, ya que su pareja puede suministrarle artículos de repuesto; por ejemplo, si se queda sin peleles rápidamente o tiene que quedarse más de una o dos noches.

Para ti

 

  • Notas de preparación para el parto y plan de parto.
  • Monedas para el parking y las máquinas expendedoras (la mayoría de unidades de maternidad ofrecen un permiso de estacionamiento para el parto).
  • Cargadores de teléfonos y pilas para la cámara.
  • Pantuflas o calcetines gruesos y una bata.
  • Dos o tres camisones hasta la rodilla o camisetas de manga larga de algodón para el parto y después de este, que no sean blancos y preferiblemente tengan abertura delantera para dar el pecho.
  • Ropa interior vieja o desechables y compresas postparto (dos o tres paquetes), además de un par de sujetadores de lactancia.
  • Kit de aseo básico: cepillo dental, pasta de dientes, cepillo, ligas para el cabello, toallitas faciales, bálsamo labial, crema hidratante, maquillaje y pañuelos.
  • Toallas, almohadas y fundas de almohadas estampadas (la ropa sucia estampada no acabará en la lavandería del hospital).
  • Discos absorbentes
  • Tapones para los oídos: las salas postparto suelen ser ruidosas y los tapones para los oídos le ayudarán a dormir si alguien puede vigilar mientras a su bebé.
  • Gafas, y solución para la lente.
  • Diario de alimentación del bebé/libreta y bolígrafo.
  • Varios aperitivos, bebidas energéticas y un poco de dinero.
  • Algo de ropa para volver a casa, es probable que no necesite más.
  • Extras opcionales: un iPod y altavoces (compruebe que se permiten en las instalaciones), loción de masaje, balón suizo, tensiómetro, papillas de frutas, pastillas de glucosa y artículos para pasar el tiempo, como una revista o un libro.

Y para el bebé

 
  • Un paquete de pañales, además de toallitas de algodón o para bebés.
  • Camisetas y mamelucos (seis de cada), calcetines y guantes para que no se arañe, y dos gorros finos de algodón.
  • Gasas de colores (para que no las pierda).
  • Mantas o ropa abrigada para volver a casa (incluido un gorro). Los hospitales tienen sábanas para envolver, mantas caladas y camisones para bebés.

 

Tenga en cuenta que la información proporcionada en estos artículos solo se ofrece a modo de asesoramiento general y en ningún momento debe considerarse como sustitutiva del asesoramiento médico profesional. Si usted, su familia o el bebé padecen síntomas o condiciones graves o persistentes, o si necesita asesoramiento médico específico, busque ayuda médica profesional. Philips Avent no asume responsabilidad alguna por los daños derivados del uso de la información proporcionada en este sitio Web.