1
Productos

¿Qué es la presión positiva continua en la vía aérea (CPAP)?


Se ha realizado el estudio del sueño y ha escuchado las palabras, “Tiene apnea del sueño”. Para muchas personas, el siguiente paso que deben dar es conseguir un dispositivo CPAP, un dispositivo que proporciona presión positiva continua en las vías aéreas. Y, aunque el CPAP se considera el tratamiento más eficaz para la apnea del sueño, la mayoría de las personas no saben cómo funciona el tratamiento que ayuda a dormir mejor de noche y a reducir los efectos secundarios peligrosos de la apnea del sueño, como los accidentes cerebrovasculares y la hipertensión arterial.

 

En pocas palabras, de acuerdo con los National Institutes of Health, el CPAP puede mantener las vías aéreas abiertas mientras duerme, permitiéndole respirar mejor.

 

“Cuando alguien con apnea del sueño se relaja y se queda dormido, la lengua o el paladar blando se mueven levemente hacia atrás y bloquean las vías aéreas”, explicó el Dr. Murray Grossan, especialista en nariz, garganta y oído de Los Ángeles. Ese bloqueo puede reducir la cantidad de oxígeno que entra en el cuerpo, lo que puede llevar a una serie de problemas de salud.

 

“El cuerpo compensa naturalmente la reducción del aire aumentando la presión arterial a fin de enviar la cantidad adecuada de oxígeno al cerebro”, continuó Grossan. “También, puede tener reflujo ácido, debido a que el diafragma presiona el estómago para obtener más aire. Y la obesidad también es un riesgo, porque la fatiga asociada con la falta de sueño adecuado hace que el cuerpo desee más alimentos, que se usarán para energía”.

 

El CPAP lleva aire al cuerpo a través de un tipo de máscara específico que cubre la nariz o la boca. Los técnicos especializados trabajan con pacientes que padecen apnea del sueño para ajustar la máscara y descubrir la presión que logre mejores resultados.

 

“Cuando inhala, el dispositivo CPAP expulsa aire suavemente por un tubo hacia la máscara. El aire presiona las paredes de las vías aéreas para mantenerlas abiertas”, amplió el Dr. Cong Thu Nguyen, médico especialista en nariz, garganta y oído y en trastornos del sueño del Houston Sinus & Allergy. “Cuando exhala, el CPAP continúa expulsando aire suavemente por el tubo para mantener las vías respiratorias aéreas y para empujar el aire exhalado y el dióxido de carbono por los orificios de la máscara”.

 

Ese suministro constante de aire que, según Grossan, se administra de manera intermitente a una presión suficiente para superar la obstrucción, ayuda a mantener las vías aéreas abiertas para garantizar que el cuerpo se oxigene correctamente.

 

El CPAP también puede ayudar a reducir o incluso eliminar los ronquidos.

 

Cuando la lengua o el paladar blando bloquean las vías aéreas, el paladar blando vibra contra la parte posterior de la garganta en el momento en que el paciente con apnea del sueño intenta respirar. “Eso es lo que causa los ronquidos”, aclaró Nguyen. Debido a que el CPAP abre las vías aéreas y elimina la obstrucción, ninguna parte vibra ni causa ronquidos.

 

“Después de usar el CPAP por una semana, la mayoría de las personas nota la gran diferencia en energía y vitalidad y, como consecuencia, no soñaría en volver al estilo de vida que tenían antes de utilizar el CPAP”, enfatizó Grossan.