1

Tiempo de lectura: 5 min

Inicio ›› Cómo extraer leche (si lo necesita)

Inicio ›› Cómo extraer leche (si lo necesita)

Cómo extraer leche (si lo necesita)

Muchas madres no pueden esperar para comenzar a extraer leche, pero por lo general se recomienda esperar hasta que el bebé tenga un mes de edad. Esto le da a su cuerpo la oportunidad de establecer un suministro de leche que se adapte de forma exacta a las necesidades de su bebé y le ahorra el trabajo adicional que supone extraer leche.

Por qué bombear o extraer leche

1. El bebé no aumenta el peso suficiente


Si su médico se lo indica, es hora de extraer leche. Algunos bebés no pueden obtener toda la leche debido a que nacen de forma prematura o con un bajo peso al nacer. Necesitan consumir leche adicional. En este caso, debería extraer a diario después de cada alimentación durante 5 a 10 minutos. Puede mezclar leche del mismo día en la misma bolsa o biberón de almacenamiento. Asegúrese de escribir la fecha en el exterior.

2. Le duelen mucho los pechos o los pezones


Si no puede poner a su bebé en el pecho debido al dolor en el pezón, puede extraer leche y alimentarlo con un vaso o una cuchara. Hable con un especialista en lactancia para comprobar cómo se aferra el bebé. En unos días, debe ser capaz de amamantar de nuevo.

Si le duelen los pechos por la congestión cuando la leche sale por primera vez, puede bombear lo suficiente para ablandarlos (pero no tanto que engañe a su cuerpo para que siga produciendo demasiada leche).

3. No tiene permitido amamantar


Si tiene una infección como hepatitis, sífilis o VIH, no se le permitirá amamantar a su bebé. En este caso, podría buscar proporcionar leche materna a su bebé a través de un banco de leche materna, si existe en su país. La OMS recomienda que los bancos de leche sean la primera opción antes de dar la fórmula que solo tiene 40 ingredientes en comparación con los más de 200 que tiene la leche materna. Además, la fórmula se basa en leche de vaca y algunos bebés no la toleran.

Cómo elegir un extractor


Aspectos que se deben considerar antes de comprar un extractor:

 

  • ¿Cuánto debe gastar en un extractor?
  • ¿Con qué frecuencia planea utilizarlo?
  • ¿Qué edad tiene su bebé y cuánta leche planea extraer?
  • ¿Qué tan accesible y portátil debe ser el extractor, es decir, debe llevarlo al trabajo todos los días?
  • ¿Qué extractores utilizan sus amigas?
  • ¿Desea alquilar un extractor?

 

Una vez que haya comprado el extractor, asegúrese de leer las instrucciones del fabricante antes de utilizarlo. La mayoría de los extractores debe esterilizarse antes de su uso, lo que puede tardar unas horas. Si utiliza un extractor de grado de alquiler, debe tener su propio kit extractor personal. No comparta un extractor, a menos que esté en el hospital y el personal cambie todos los tubos.

Cómo comenzar a extraer

 

  • Comience por extraer un poco de leche con las manos primero. Masajee el pecho durante un par de minutos.
  • La brida debe ser del tamaño correcto para su pezón y se debe colocar en el pezón de manera uniforme.
  • Comience con el ajuste de nivel de succión más bajo y aumente lentamente.
  • No se desanime si apenas sale un poco durante las primeras sesiones de extracción. Su cuerpo necesita unas cuantas sesiones para reaccionar ante la mayor demanda.
  • La extracción de leche en un pecho mientras se amamanta en el otro es una estrategia eficaz para muchas mujeres.
  • Relájese mientras extrae. Intente no ver cómo sale la leche. Las imágenes guiadas pueden ayudar, es decir, imaginar una cascada. Los estudios han demostrado que esto puede aumentar el flujo de leche en un 40%.

Almacenamiento y alimentación con leche materna extraída


Si va a alimentar al bebé con esta leche en las próximas cuatro horas, puede dejarla afuera y usarla a temperatura ambiente. De lo contrario, refrigérela durante un máximo de cuatro días y, si aún no la ha utilizado, congélela.

Alimente con leche extraída a su bebé


En primer lugar, considere la alimentación con el vaso sobre la alimentación con biberón. No hay una tetina de biberón que se asemeje más al pecho. Los bebés que se alimentan con biberón (con fórmula o leche extraída) pueden alterar la autorregulación de la ingesta, lo que contribuye a la obesidad posterior y puede comenzar a preferir la sensación y el flujo de la tetina de biberón (en lugar de la tetina más suave de la madre).

You are about to visit a Philips global content page

You are about to visit the Philips USA website.

Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.